El de las tragaperras que tiraba 50.000 euros al día en la ruleta

Los coletazos de la crisis financiera que aún nos azota siguen cobrándose víctimas en forma de empresas que un día fueron referentes en su sector. Compañías líderes que por una mala gestión de sus directivos han caído a los infiernos de los concursos de acreedores o en manos de sus deuddores. La última ha sido Codere, una sociedad desconocida por el nombre para muchos, pero muy usada por mucha gente que cualquier día ha decidido jugarse a limones y piñas la calderilla que le sobraba en el bar después de tomarse una cerveza. Esas máquinas tragaperras son, en su mayoría, propiedad de esta compañía con sede en Alcobendas, propiedad hasta hace 72 horas de la familia Martínez Sampedro, unos inquilinos de la lujosa Moraleja.

Leer aquí noticia completa.

apuestas-en-collage