Guerra a las máquinas tragamonedas

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Con la nueva Ley de Juegos y Sorteos, el gobierno pretende lograr lo que las administraciones panistas intentaron durante 12 años: entregar el monopolio del juego a los casineros y, en paralelo, eliminar las máquinas tragamonedas en “changarros” que no cuenten con un permiso.

“El juego estará permitido, pero debemos evitar que los dueños de las máquinas lo fomenten entre los niños”, plantea el presidente de la Comisión de Juegos y Sorteos de la Cámara de Diputados, el perredista Fernando Zárate. “Ellos necesitarán un permiso de casino para operar máquinas”, añade.

Leer aquí noticia completa.

Casinos y centro de juegos.
Casinos y centro de juegos.