Psicología de las tragaperras

Es notorio que el juego produce placer a mucha gente, y que algunas personas parecen insensibles al dinero que pierden. Las bases psicológicas de estos fenómenos son diversas.

En primer lugar, podríamos señalar la posibilidad de obtener premios grandes frente a la posibilidad de perder cantidades pequeñas. En algunas situaciones con expectativa negativa de beneficio, las personas seducidas por el juego obtienen de la perspectiva de ganar un refuerzo sobredimensionado, desnivelando la balanza de la relación coste-beneficio. Además, para mucha gente, la vida real no da muchas posibilidades de tener un giro relevante de la propia suerte, por lo que los juegos de azar le pueden dar la sensación de que todos sus problemas pueden solucionarse de repente.

Leer aquí noticia completa.