Tragaperras en la diana

Cuando los bares, cafeterías, restaurantes y comercios de Alquerías bajan la persiana, dando por finalizada una larga jornada laboral, se abre el ‘tajo’ para los amigos de lo ajeno. Solo este mes de noviembre han sufrido al menos seis robos consumados y dos frustrados, siempre de madrugada, cuando los negocios estaban clausurados.

A la cabeza de esta oleada de robos está la cafetería JSA, que ya ha sufrido tres ‘palos’. «Yo vivo encima de mi negocio y no me he enterado de nada. Me estoy planteando poner un sistema de videovigilancia», se lamenta Pedro Antonio Carrillo, propietario de esta cafetería, situada en uno de los márgenes de la carretera de Beniel.