Fecao asegura que ha perdido la mitad del negocio de las tragaperras

Los 3.400 euros de impuestos que un empresario de un bar o cafetería debe pagar al año por tener una máquina tragaperras, sumados a la crisis económica, han azotado al sector del juego en Canarias, con un descenso en los últimos cuatro años de 10.000 aparatos recreativos en el Archipiélago, de los cuales un 60% afecta a la provincia de Las Palmas. Así lo aseguró el secretario técnico y portavoz de la Federación Empresarial Canaria de Ocio y Restauración (Fecao), Antonio Vélez, tras la reunión que mantuvo el pasado jueves 31 de julio con el presidente del Gobierno autonómico, Paulino Rivero, al que pidió una bajada del 50% en la citada carga impositiva, establecida por la Ley de Juegos y Apuestas de Canarias 8/2010, de 15 de julio.

Leer aquí noticia completa.

tragamonedas1