Las tragaperras son el botín favorito de los cacos en Ribeira

El bar Golfox de Ribeira fue uno de los últimos que sufrió un robo. C.?Q.

Las luces y sonidos que emiten las tragaperras no solo seducen a los clientes de los bares que deciden jugarse algunas de las monedas que llevan en sus bolsillos. Los ladrones también se dejan hechizar por este juego, pero sin respetar las reglas. Una prueba de esto es que los robos en este tipo de artefactos no han dejado de sucederse desde hace semanas en Ribeira, tanto que hasta algunos hosteleros se están planteando retirarlas de sus establecimientos por los quebraderos de cabeza que ocasionan.

Lee aquí la noticia completa